Salud visual: la campimetría

¿Qué es la campimetría?

Se trata de una prueba diagnóstica, subjetiva y no invasiva, con la que poder detectar posibles anomalías en nuestro campo visual. El dispositivo con el que se realizan este tipo de pruebas se denomina campímetro o campo visual computerizado (CVC).

Campímetro

¿Qué es el campo visual?

Cuando miramos un objeto lo enfocamos y lo vemos de manera clara y nítida. Esto lo hacemos con una zona muy concreta de nuestra retina denominada mácula. Pero además del objeto enfocado, también somo capaces de ver el resto de objetos que lo rodean, aunque sea de manera menos clara y desenfocada. Esto lo hacemos con el resto de la retina. Toda esa cantidad de espacio que somos capaces de percibir con nuestros ojos es a lo que denominamos campo visual. Y el encargado de transmitir toda esa información a nuestro cerebro es el nervio óptico, que se encuentra justo al lado de la mácula.

Esquema retina

 

¿Para quién está indicada la campimetría?

Es una prueba bastante habitual y que se realiza de manera frecuente en cualquier exámen oftalmológico. Está especialmente indicada en aquellos pacientes que presenta una presión intraocular (PIO) alta, padecen de glaucoma o tienen antecedentes familiares que padecen o han padecido esta enfermedad, puesto que son más propensos a poder desarrollarla.

 

¿Cómo se lleva a cabo la campimetría?

Mediante la campimetría lo que se quiere detectar son aquellas zonas de nuestro campo visual que presentan una visión defectuosa. Para ello se coloca al paciente delante de un dispositivo y se le hace mirar una pantalla que tienen una cruz en el centro. A lo largo de los dos minutos aproximadamente que dura el examen van apareciendo luces de diferente intensidad alrededor de la cruz. Cada vez que visualiza uno de estos puntos de luz el paciente debe presionar un botón. De esta manera podemos ver aquellas zonas en las que el paciente presenta un deficit visual. El resultado es un mapa de colores, como los que vemos a continuación, que nos muestra las zonas con mejor y peor visión del paciente. 

Campo visual correcto

Campo visual sin afectación visual

 

Campo visual defectuoso

Campo visual con importantes alteraciones visuales

 

Por tanto, si tenemos algun problema de glaucoma o de presión intraocular elevada o simplemente si queremos mantener nuestra salud visual en buen estado es recomendable realizarse exámenes oftalmológicos que incluyan este tipo de pruebas diagnósticas al menos una vez al año.